Océanos de plástico

Océanos de plástico, costas a modo de vertedero creadas por la falta de conciencia ecológica y de respeto a nuestro planeta

Buenos días Madres y Padres:

El día deseado ya ha llegado. Tenemos a nuestro bebé y ahora viene lo duro de verdad, no simplemente comprarle ropa, zapatos o juguetes ecológicos, algo mucho mas importante que todo eso.

Cuidarlo y tratar de inculcarle unos hábitos de respeto y cuidado al medio ambiente donde crecerá y vivirá. Esperando que aporte su granito de arena para sostener esta naturaleza que sus antepasados se han encargado de ensuciar y degradar a un ritmo loco en los últimos años.

Hay muchísimos problemas por resolver, pero quizás uno de los más preocupantes sea el de los residuos de todo tipo de plásticos que utilizamos día a día (unos más, otros menos… pero utilizamos).

Basura en la playa
Basura en las playas, contaminación de nuestras costas y océanos

 

Mar de plástico
Mar contaminado por el plástico
En esta fotografía vemos una pequeña muestra de lo que estamos haciendo a nuestros océanos. Una bolsa de plástico puede tardar 150 años en degradarse y al ritmo de consumo que llevamos, podemos imaginar cómo estarán los océanos en pocos años.

Hay que decir basta y hacer algo para evitar que nuestro recién llegado vea esto cuando crezca. Una forma es reciclar, pero una más efectiva de verdad es NO UTILIZAR.

La industria actual cuenta con suficiente tecnología para crear algún tipo de envase sustitutivo, pero no les interesa ya que todo el plástico que fabrica, se vende (todos lo compramos). Basta ya de lamentos y de ser ecologistas de corazón pero no de actos. Si dejamos de comprar plástico se acabaría el problema en unos años, quizás demasiados. Basta de alucinar pensando en el planeta que vamos a dejar a nuestros hijos/as, hay que actuar de inmediato.

Es paradójico que sean las empresas las que comenzaron cobrando las bolsas (pero las seguimos usando) y ahora quieren cambiar a papel. La solución es tener tu propia bolsa de tela (algodón, lino, etc) y llevarla diariamente a la compra. Pero claro, eso es incómodo y preferimos volver a comprar otra de plástico, somos ecologistas de pacotilla.

Creo que está claro que hay innumerables problemas con la naturaleza, sobre todo desde la revolución industrial que modificó nuestra forma de vida y consumo, y que junto al aumento de la población, se está cargando este maravilloso Planeta Azul. Solo los mismos, nosotros, que lo hemos convertido en un basurero, podemos hacer que vuelva a ser lo que fue. Ayudados por la tecnología actual que permite hacer cosas que antes eran impensables.

Para convencer a la industria, es necesario no comprar lo que contamina y verán que rápidamente salen al mercado otro tipo de productos. Solo nosotros unidos podemos obligar este cambio y sentirnos orgullosos, no solo de comprar el mejor juguete para nuestro hijo, si no de haber tratado con todas nuestras fuerzas de haber mejorado y limpiado su futuro hogar: LA TIERRA.

Entonces menos pensar y lamentar. Hay que actuar.

¿Mas sobre musgobaby?

Tambien puedes seguirnos en Instagram