¿Quieres un lugar digno para tu bebé?

Imagino que ya estaréis saturados de tanta información en la red (somos como peces atrapados en ella). Información sobre lo que hacer cuando tienes un hijo como cuidarlo, tratarlo, vestirlo, calzarlo, etc.

Pero hay una cosa que no se comenta mucho, ya que depende exclusivamente de nosotros. Aunque estemos atrapados entre tanta información, siempre hay algún pez que escapa de esa red y vuela por libre a tomar sus decisiones sin influencia externa a la hora de tener un hijo.

¿Vamos a tener un hijo? ¿Como nos gustaría que fuera nuestro bebé en el futuro?

Está claro que dependerá de él. De su entorno, amistades, movimientos por las redes sociales, pero sobre todo de las ideas y conceptos que nosotros podemos darle. Estas son la base fundamental en su crecimiento y procesamiento de información recibida.

En los tiempos que vivimos hay muchos problemas, la mayor parte económicos, pero se avecinan malos tiempos para el planeta donde vivimos. Son ellos quienes sufrirán, y sus hijos más todavía, salvo que modifiquemos nuestra forma de vida actual. Aunque para nosotros quizás sea un poco tarde, son ellos y ellas, y su descendencia, quienes pueden cambiar el rumbo y poner orden en esta locura.

Que mayor orgullo para nosotros, y que mejor legado para ellos que demostrarles que hay otra forma de vivir. Otra forma de consumir y tratar nuestro entorno, tanto animal como vegetal. En resumen, tratar de reparar el ingente daño que llevamos años haciendo a nuestra casa común: LA TIERRA.

Las palabras son preciosas, pero se las lleva el viento. El papel es muy sufrido, puedes escribir lo que quieras, es fácil.  Pero los hechos es lo difícil, pues supone día a día hacer lo que piensas que es correcto pero que no haces por comodidad o dejadez. No lo haces porque estas saturado de problemas,  y mañana será otro día… por muchas razones. Sin embargo, la prioridad debe ser pensar en esa nueva vida y que será de ella cuando nosotros ya no estemos.

Solo hay que dar un vistazo a las noticias diarias para ver lo que está pasando. Cambio climático, basuras, deforestación, maltrato animal y una larga lista más. De verdad debemos preguntarnos si viendo esto somos capaces de cambiar de canal y todo solucionado. Hay una bonita frase que dice “no llores como un bebé lo que no solucionaste como un adulto”.

Posiblemente en la actualidad hay más conciencia ecologista que nunca. Sin embargo, solo unos pocos pasan a los hechos. Tenemos que activarnos de verdad, y que cuando estemos cercanos al fin de nuestra vida nos sintamos orgullosas/os de nuestros actos y de haber tratado de inculcar a nuestros descendientes el trabajo más importante que tenemos: salvar nuestro planeta.

Para terminar deciros que “todo grano hace granero” y que en hacer un poco cada uno de nosotras/os está el cambio. Es fantástico ver que pañales, ropa, calzado, etc.. compramos a nuestros hijos, pues queremos lo mejor para ellos pero no hay nada mejor que cuidar LA TIERRA.

Solo hay una y se está muriendo poco a poco.

Pensar seriamente y actuar cuanto antes mejor por el bien de todos.

Quieres saber quienes somos?

 

¡Te esperamos en Instagram!